Santiago 2:26 Porque tal como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

(Isaías 54:2-5) “Ensanchael sitio de tu tienda, y sean extendidos los tapices de tus moradas. No te limites; alarga tus cuerdas y afirma tus estacas. Porque vas a extenderte a la derecha y a la izquierda; tus descendientes heredarán naciones y habitarán las ciudades desoladas. “No temas, porque no serás avergonzada; no seas confundida, porque no serás afrentada. Pues te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tú viudez no tendrás más memoria. Porque tu marido es tu Hacedor; Jehovah de los Ejércitos es su nombre. Tu Redentor, el Santo de Israel, será llamado Dios de toda la tierra.

Nº 1 Expande tu Fe: Expandir: viene del latín expandĕre y significa ‘Extender, dilatar, ensanchar y difundir’.

La fe no se demuestra con teorías, sino con práctica, con resultados concretos (Santiago 2:26), con acciones que logran impacto, con la conquista de nuevas bendiciones y la expansión constante de lo que hacemos. Tal vez hayas logrado algunas cosas buenas, pero nuestro camino por recorrer no tiene fin ni límites.

Proposición: 6 Claves o Llaves que nos llevaran a un rompimiento de aquello que nos limita avanzar

I. ¿Visualiza la planificación de la meta: Hacia dónde vas?

II. No te estanques en lo viejo y conocido

Las cosas que aprendimos, vivimos y logramos tal vez fueron buenas para ese momento y un hermoso recuerdo, pero Dios nos creó para encarar nuevos y grandes desafíos en todo tiempo. Lo que lograste fue un escalón para hoy poder llegar a muchos más resultados.

Repite esto: “Dios es amplio y generoso y no me voy a quedar estancado, voy por muchísimo más, por cosas grandes y nuevas, en el nombre de Jesús. Amén”

III. Los límites están en nuestra mente.

La biblia dice en Mateo 17:20 Jesús les dijo: — Por causa de vuestra poca fe. Porque de cierto os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: “Pásate de aquí, allá”; y se pasará. Nada os será imposible

Que si tenemos fe como un grano de mostaza para nosotros nada será imposible. Aunque tengamos grandes promesas de Él, no nos servirán de nada si nuestra mente esta encasillada en conceptos limitados y preconcebidos. Hay viejos y obsoletos paradigmas que nos ponen en un destino común y corriente donde llegamos a ser siempre los espectadores y pocas veces los protagonistas.

Declara ahora: “No me cerraré a cosas nuevas que Dios quiere hacer, recibo cosas que ojo no vio, ni oídooyó, ni habían sido imaginadas porque Dios las preparó para mi”

IV. Abandona pensamientos obsoletos.

Muchas veces nos transfieren pensamientos viejos, costumbres humanas de otra época. Jesús dijo a los fariseos que ellos imponían mandamientos de hombres como si fueran de Dios.

Miguel Lopez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares